La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, acusó al presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo de “sedición” y de estar usando a sectores populares en una protesta que busca desestabilizar al Gobierno.

Aquí no existen leyes malditas, leyes malditas eran las que se aprobaban en la época neoliberal que atentaban contra la clase trabajadora”, aseguró Prada en referencia a la exigencia de abrogar la ley 1386 y otras normas parte de un paquete que desde el sector de los cívicos consideran atentan a la libertad de los ciudadanos.

La ministra además acusó a Calvo y al presidente del Comité Cívico Potosinista, Juan Carlos Manuel, de haber provocado la muerte del joven campesino Basilio Titi, cuya autopsia legal señala que falleció a causa de una broncoaspiración. 

“Aquí, algunos grupos que no tienen base social que respalden sus planes golpistas han buscado sembrar mentiras y temor. Señor Calvo, usted no solamente es un sedicioso, sino que ratifica una vez más su ser golpista y antidemocrático”, señaló la ministra.


PUEDES LEER: Gremiales reconocen que el Gobierno se acercó para pedir diálogo, pero descartan levantar paro indefinido

En la misma línea, el Ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, sostuvo que el trasfondo de las movilizaciones que exigen la abrogación de la Ley 1386 es buscar el cambio de Gobierno y no así el cambio o anulación de una norma.

La autoridad aseguró que los sectores solo pretenden convulsionar el país con sus manifestaciones.

 “Esta ley que ahora está sirviendo de excusa para movilizarse porque no hicieron las observaciones en su momento (…) ellos no quieren un cambio de leyes, ellos quieren un cambio de Gobierno pero como no tienen un apoyo del pueblo boliviano quieren generar convulsión social”, dijo Del Castillo.

Comentarios