El exvocal del Tribunal Supremo Electoral, que dejó la cárcel de San Pedro en La Paz hace una semana para cumplir detención domiciliaria, habló con medios de comunicación este lunes y se refirió a las acusaciones en su contra por el caso fraude electoral.

“No hubo el hecho catalogado de fraude electoral, sin embargo el Ministerio Público tendrá todos los elementos necesarios para poder evaluar y valorar lo que pasó”, dijo Mamani.

La exautoridad estuvo cerca de un año en la cárcel de San Pedro al igual que varios de sus colegas que también se han ido beneficiando de medidas sustitutivas.

Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) concluyo que durante el proceso electoral de 2019 existieron “graves irregularidades” lo que provocó que se anulen las elecciones y se inicie una investigación penal en contra de los exvocales del TSE

Mamani señala que el proceso fue transparente y contaba con un registro electoral saneado. “Para el año 2019 se contaba con un padrón biométrico debidamente auditado”, aseveró.

El exvocal asegura que tampoco hubo problemas con el Trep y que durante ese año para garantizar transparencia se contrató una auditoría externa que verificó todo el proceso.


Comentarios