Un grupo de estudiantes de distintas universidades públicas del país se concentraron en las oficinas del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) para protestar en contra del dirigente estudiantil Max Mendoza, quien tiene alrededor de 50 años y que es investigado por siete delitos.

"No tenemos miedo a represalias porque Max prácticamente ya no es nada", dicen a grupos los universitarios, que llegaron con carteles a la universidad pública de La Paz. 

Te puede interesar: Fiscalía fusiona las denuncias contra Max Mendoza y pedirá que se active alerta migratoria

En el grupo hay dirigentes de la Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, de la Universidad Mayor de San Ándres (Umsa) y de la Universidad Pública de El Alto. 

​Aseguraron que la protesta durará todo este viernes y permanecerán movilizados para llegar al congreso universitario en Potosí, convocado el 4 de febrero para el 23 de mayo.  "Asistiremos al congreso porque queremos dirigentes legítimos", dijo. 

Comentarios