La Organización de Estados Americanos (OEA) publicó este jueves el informe final sobre las elecciones generales del pasado 18 de octubre destacando el trabajo del Tribunal Supremo Electoral y certificando el proceso realizado en el país.

El extenso informe señala en su parte conclusiva: "Bolivia tiene una autoridad electoral independiente y tuvo una contienda más equitativa, lo que dio como resultado una jornada electoral exitosa. La ciudadanía votó libremente y el resultado ha sido contundente. Esto le brinda un alto nivel de legitimidad al gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral en su conjunto".

La OEA añade que "el trabajo técnico" de su misión "ha estado y está centrado en la calidad de los procesos y no en los resultados".

En la presentanción del informe, el jefe de la misión, Manuel Gonzáles, dijo que "en este proceso no se encontraron indicios de acciones dolosas por parte de la autoridad electoral para alterar los resultados".

Gonzáles añade destacó "las acciones de saneamiento del padrón" y recordó que las mismas fueron socializadas con organizaciones políticas y distintos actores de la sociedad durante el transcurso del proceso.