Francisco Guerrero, secretario Para el Fortalecimiento de la Democracia de la Organización de Estados Americanos (OEA), rechazó la invitación que le realizó el embajador de Bolivia ante este organismo, Héctor Arce, para que participe de un evento el próximo 22 de octubre en el que se cuestionarán los resultados de la auditoría que una misión interamericana realizó a las elecciones del 20 de octubre de 2019 y que halló graves irregularidades en el proceso.

Guerrero responde a Arce que por “dignidad institucional” no participarán en este evento, ratificando las conclusiones a las que llegaron los expertos en materia integral, que en su informe de 2019 señalaron que no se podía validar los resultados de la elección debido a la “manipulación dolosa” de los mismos.

“Al amparo de los principios de transparencia e idoneidad, reitero que el cúmulo de situaciones, irregularidades y manipulaciones ocurridas, abonaron a un proceso electoral que perdió toda integridad y que es imposible de reconstruir”, señala la carta de Guerrero.

El embajador de Bolivia ante la ONU, Diego Pary, informó antes que el viernes 22 de octubre” “expertos en temas electorales se reunirán” en un salón de la Organización de Estados Americanos (OEA), para presentar un estudio que cuestiona el trabajo de los expertos electorales del organismo interamericano.

 “Se reunirán expertos y especialistas respecto a temas electorales para demostrar que el trabajo que hizo —la OEA— estuvo mal, que no tenía ningún sustento ni criterio estadístico”, señaló el embajador, según publican medios estatales.

Carlos Mesa, que fue candidato a la Presidencia en las elecciones de 2019, señaló que la respuesta de Guerrero a Arce se trata de un mensaje “fuerte y claro” que confirma “la verdad sobre las graves irregularidades que generaron el fraude de 2019”.


Comentarios