El exministro de Economía, Óscar Ortiz, lamentó la decisión del Tribunal Supremo Electoral y de las autoridades del oficialismo de continuar con la organización de las elecciones subnacionales del 7 de marzo.

Ortiz recordó que Bolivia llegó el jueves a "la trágica cifra" de 653 fallecidos y 36.269 contagios de coronavirus en solo 21 días del mes de enero.

"Los vocales del TSE y el gobierno del MAS cargarán sobre sus espaldas miles de contagios y cientos de fallecidos por no postergar las elecciones", escribió el también exsenador en redes sociales.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia ratificó el jueves que las elecciones de gobernadores y alcaldes serán el próximo 7 de marzo, pese al pedido de partidos y candidatos para postergarlas ante una segunda ola del covid-19.

"La fecha del proceso electoral quedó definida en el momento de su convocatoria, que se efectuó el 10 de noviembre [de 2020]. En ese momento, quedó fijado, definida la fecha del proceso electoral", afirmó en rueda de prensa el presidente del TSE, Salvador Romero.

Durante los últimos días varios partidos y candidatos alertaron al TSE del nivel de aumento de casos del coronavirus y señalaron que en tales condiciones es un riesgo ir a unos comicios.

Beto Astorga, dirigente de Comunidad Ciudadana (CC) señaló el jueves que "el órgano electoral debe postergar las elecciones, porque es imposible realizar campañas en tiempos de covid" y que "estamos en una segunda subida de la pandemia".

Un cambio en la fecha debe ser aprobado por ley por la Asamblea Legislativa Plurinacional, pero el gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), que tiene la mayoría legislativa, considera que es el TSE el que debe hacer la propuesta, según uno de sus congresistas, Luis Adolfo Flores.

"Primero está la vida de la gente y así como vamos deberían postergarse las elecciones", dijo Álvaro Blondel, postulante al municipio de La Paz por la agrupación Sol.bo.

Amílcar Barral, otro aspirante a la alcaldía de La Paz, mencionó que "hemos conocido de candidatos que han fallecido por covid y así se deberían postergar" las elecciones.

Este mes se han registrado al menos tres decesos de candidatos: el 9 de enero murió el postulante Wálter Yanarico en el pequeño poblado de Viacha, cercano a La Paz, el pasado fin de semana Samuel Sea, que aspiraba a la gobernación de La Paz y hace unos días Felipe Quispe, que también iba para gobernador.

Unos 7,1 millones de personas fueron llamadas a votar para elegir a nueve gobernadores, 339 alcaldes y sus respectivos asambleístas departamentales y concejales.

​                


Comentarios