Las organizaciones sociales del Pacto de Unidad  se declararon en estado de emergencia, pues consideran que la oposición intenta rearticularse para desestabilizar al Gobierno.

La noche de este miércoles se reunieron representantes de diferentes sectores que conforman el Pacto de Unidad con el presidente Luis Arce y el vicepresidente, David Choquehuanca y en un pronunciamiento indican que con el pretexto de la sentencia de Jeanine Áñez, expresidenta del país, sectores conservadores amenazan con volver a movilizarse en contra de la democracia e inclusive amenazan con una queja ante la comunidad internacional.

Este 15 de junio se leyó en extenso la sentencia contra Añez, quien deberá pasar 10 años en la cárcel de Miraflores en La Paz. 

Les recordamos a estos derechistas que nosotros actuamos en el marco de la ley y no masacramos, no perseguimos ni atentamos a la vida como ellos lo hicieron en 2019”, mencionó uno de los dirigentes del Pacto de Unidad al dar lectura al pronunciamiento.

Te puede interesar: Campesinos temen una fractura “social y política” por divergencias dentro del MAS

En el pronunciamiento se detalla que las bases de las organizaciones sociales deben comunicar, socializar y realizar eventos orgánicos correspondientes para preparar la defensa de la democracia y del Gobierno democrático nacional.

“Muy preocupados de todo lo que está pasando, porque para nosotros lo primero es la reconstrucción económica, reconstruir la patria, que es una de las principales tareas que venimos realizando desde el año 2021. No vamos a permitir hoy, que sectores estén desafiando al Gobierno central y a nuestras organizaciones sociales. No vamos a permitir más desestabilizaciones, no vamos permitir que la derecha esté desestabilizando políticamente a nuestro Gobierno”, dijo el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Guarachi.

Comentarios