"No midieron su fuerza y comenzaron a perder. Lo de Adepcoca y (Luis Fernando) Camacho son derrotas tremendas", dijo el analista Carlos Valverde al referirse a los problemas que ha enfrentado el Gobierno como han sido el conflicto de cocaleros por el control del mercado de Villa Fátima y la citación al gobernador cruceño.

Camacho debía declarar este pasado jueves pero la Fiscalía decidió postergar esta acción judicial sin dar una nueva fecha argumentando que por 'estrategia' debía declarar primero su padre, José Luis, y después se recibiría a Luis Fernando, ambos en calidad de sindicados por el caso crisis de 2019. 

"Haber, qué hubiera pasado si Camacho va a La Paz y lo detienen, tendría un paro en Santa Cruz, en los cuatro puntos cardinales no se hubiera movido nadie, pero si no lo condenaban, con seguridad El Alto se incendiaba. El Gobierno no midió bien y ahí fue ganancia de los dos porque trataba de polarizar y creo que el Gobierno muestra la poca musculatura que tiene", señaló Valverde.

El analista también se refirió a la situación de Manfred Reyes Villa que seguirá al frente de la Alcaldía de Cochabamba mientras el Tribunal Constitucional Plurinacional resuelva el amparo presentado por su defensa. 

Puedes leerAdepcoca conforma su Comité Electoral que realizará elecciones en 30 días

"El Gobierno se metió a pelear con muchos frentes, se armó a Manfred, Camacho, la ley ('antilegitimación') y ha comenzado a recular. Esto causa que lo van a postergar todo, el pleito con Manfred lo van a postergar hasta que vean que tienen la fuerza suficiente para intentar de nuevo defenestrarlo pero lo cierto, como están las cosas, difícilmente Reyes Villa salga de la Alcaldía y el Gobierno pierde una vez más", apuntó.

Puedes leer: Luis Fernando Camacho dice que Fiscalía suspendió citación “por miedo a Santa Cruz”


El paro será cumplido

Valverde cree que el paro nacional convocado por los gremiales, y que ha recibido el respaldo de los cívicos y movimientos "no masistas", será efectivo y se notará más en algunos departamentos esto a pesar del intento del Gobierno de generar presión en instituciones públicas y, anticipa, en la banca para dar una sensación de "normalidad" lo cual "no ocurrirá". 

Sobre la pausa en el tratamiento de la ley 'antilegitimación' considera que no ha sido suficiente para "descomprimir" las movilizaciones y que más bien el Gobierno comete la torpeza de sacar a sus adeptos a la calle.

"El MAS tratando de demostrar que tiene algo de fuerza por la vía de los interculturales que viene a amenazar, sobre todo en Santa Cruz, tratando seguramente de confrontar de tener algún herido y si es posible un 'muertito' para echársela a alguien, creo que es muy ruin lo que están haciendo porque el país no necesita más de esto", apuntó. 

Comentarios