El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó que se ha confirmado que Arturo Murillo sigue detenido en una cárcel federal en Miami a la espera de su audiencia que se realizará en julio. También descartó que el exministro haya cerrado un "trato" con la justicia de los EEUU para recibir algún beneficio, como circuló en redes sociales.


Chávez informó que se contactaron con el despacho de abogados que contrató Bolivia para verificar: si Murillo seguía en la cárcel y si había accedido a algún beneficio judicial tras un acuerdo alcanzado con la Fiscalía.

“La Justicia de los Estados Unidos no ha puesto en libertad a Arturo Murillo, él sigue cumpliendo una detención antes de su juicio y en consecuencia el señor Murillo no está libre”, afirmó Chávez en conferencia de prensa.
La autoridad informó que se comunicaron con la Corte que administra el caso como con la cárcel en la que espera su próxima audiencia para verificar que el exministro aún permanece con detención.

En el acta judicial no consta una actuación judicial que señale que Murillo haya sido puesto en libertad o vaya a serlo. “Tampoco se ha informado que exista un trato cerrado con la Fiscalía, con relación de que sería beneficiado como un testigo protegido”.

El procurador aseguró que en el caso de que esto hubiera sucedido será la Fiscalía de los EEUU la que informe del acuerdo, por lo que no descartó que pueda suceder. “Es un mecanismo posible, de acuerdo a las normas de los Estados Unidos”, dijo.

Arturo Murillo se encuentra detenido desde finales de mayo en una prisión federal de Miami luego de que fuera acusado de cargos de lavado de dinero por estar implicado en el pago de sobornos para beneficiar a particulares con la venta de material anti-motín al Gobierno de Bolivia durante la Presidencia de Jeanine Añez.

Comentarios