Este pasado viernes Jeanine Áñez dio su último mensaje como presidenta del Estado y estuvo acompañada por casi todos sus ministros, pero llamó la atención la ausencia de Arturo Murillo, ministro de Gobierno.

Ante la ausencia de Murillo surgieron reacciones en el Movimiento Al Socialismo y Comunidad Ciudadana. La diputada masista Soledad Pérez indicó que hubo una persecución hacia los dirigentes de sus partidos. "Tiene muchos procesos pendientes, ha habido una persecución tremenda, ellos tienen que pagar", dijo.


Mientras que el senador electo por Tarija, Rodrigo Paz, dijo, de forma irónica, que existen algunos milagros en Bolivia. "Todo el que tenga un proceso con el país tiene que quedarse, hay algunos que son benditos por la justicia, que en cuatro o cinco días le limpia los procesos, esos son los milagros que hay en bolivia", sostuvo.

Los ministros Arturo Murillo, de Gobierno y Fernando López, de Defensa, no pueden salir del país luego de que la Dirección General de Migración recibiera el requerimiento fiscal de arraigo a ambos por la investigación por la compra de armamento no letal con supuesto sobreprecio.



Comentarios