La mañana de este jueves se realizó una misa en El Alto recordando un año de los conflictos sociales y políticos que cobró la vida de 10 personas en Senkata.

Hasta el lugar llegó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, quien contó que tras haberse reunidos con las familias afectadas solo le pidieron justicia. "Solo quieren justicia. Vamos a firmar un protocolo con la CIDH para que se investigue lo que pasó en Senkata, Sacaba y en toda Bolivia", declaró.

Sobre el mismo tema, la senadora de Comunidad Ciudadana, Andrea Barrientos, pidió a la CIDH no solo investigar los hechos de Senkata y Sacaba, sino investigar las muertes en todo el territorio nacional. "(Investigar) no solo las muertes de Senkata y Sacaba, las muertes en todo el territorio. No solo durante los 21 días, investiguemos Chaparina y otros", dijo.

Mientras que la senadora de Creemos, Centa Rek, dijo que lo que movilizó el Movimiento Al Socialismo fue para aparentar un golpe de Estado.

Desde el Movimiento Al Socialismo, el diputado Andrés Flores, culpó a la expresidenta Jeanine Áñez y a los exministros Arturo Murillo y Fernando López, a los que nombró como autores intelectuales.