Andrea Hoyos presentó su renuncia irrevocable a la gerencia de la Empresa Municipal de Santa Cruz (Emacruz) aduciendo motivos personales a solo 10 días de que se cumpla el contrato vigente de la actual empresa de recojo de basura, Vega Solví. 

Hoyos estuvo solo 14 días en el cargo. Fue posesionada el pasado 25 de marzo tras la destitución de Víctor Hugo Peralda, quien llevó adelante la última licitación para elegir al operador. Sin embargo, el proceso fue anulado, en medio de denuncias de supuestas irregularidades. 

Hoyos fue posesionada por el alcalde Jhonny Fernández, quien le asignó como principal tarea definir al operador transitorio de basura, una tarea que estaba contra reloj.

Este 18 de abril vence el contrato vigente de recojo de basura y desde el 19 debe regir un contrato transitorio, por ocho meses, que es gestionado por Emacruz. 

Comentarios