El exministro y abogado Reymi Ferrerira, señaló que se ha generado mucha susceptibilidad sobre la norma que regula las Estrategias de Lucha Contra las Ganancias Ilícitas y que hay un interés político detrás de las movilizaciones.

Sobre la observación que hacen los sectores al anexo de la norma que habla de la informalidad y la posibilidad de que el dinero que se genera ingrese a la economía producto del delito, Ferreira considera que esta situación (la informal) es dañina para el país y afecta a la economía, pero el hecho de que se quiera discutirlo es un tema positivo.

Puedes leerColegio de Economistas cuestiona la ley 1386, señala que genera incertidumbre para inversiones

"(La ley) no tiene ningún tipo de interés dañino contra nadie, solo se quiere sentar lineamientos, reglas claras para que el movimiento del dinero que hay en el país, se sepa de donde viene porque al final en una sociedad democrática y que se rige por leyes eso es correcto", apuntó.

En entrevista con La Revista de Unitel, Ferreira mencionó que "hay que reconocer que el 70% de la economía de este país tiene vínculos con la informalidad", pero que considera que hubo en un error en "la no socialización" de la norma y que no se generó el suficiente espacio de discusión para ver que los alcances tienen objetivos positivos".

Te puede interesar: Senador del MAS: “Esa ley (1386) no debe ser anulada”

"En todo caso hay un evidente tinte político, una intencionalidad política, son temas que se agigantan para generar convulsión en el país y tener con que seguir presionando al Gobierno con una agenda política claramente definida (...) esa susceptibilidad se está usando con intereses políticos", apuntó.

Comentarios