Con los dos puños en alto juró al cargo de gobernador de La Paz, Santos Quispe. La nueva autoridad asumió en medio de una polémica sesión de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz que sufrió un retraso por inconvenientes en la acreditación de los asambleístas del Movimiento Al Socialismo.

“La Paz ha decidido por un candidato joven, este candidato joven no va a traicionar a su pueblo, siempre va a trabajar por la unidad de todos los paceños", dijo en sus primeras palabras como gobernador.

Luego añadió que trabajará sin distinciones ideológicas: "Me estoy colocando como gobernador y me estoy sacando el color político, yo no voy a trabajar por un color político”, señaló. 

Agradeció en especial a las organizaciones sociales que apoyaron su candidatura y pidió confiar en el trabajo que realizará a partir de este momento en la administración departamental.


Quispe llegó a la Gobernación con la agrupación Jallalla, fue nombrado candidato tras la muerte de su padre, Felipe Quispe ‘El Mallku’, que falleció de forma repentina durante la campaña electoral.

Comentarios