El Gobierno ha convocado “a todos los sectores de la familia gremial” a un diálogo el sábado en Cochabamba para hablar sobre la Ley 1386. Existe predisposición de la dirigencia para acudir al encuentro; sin embargo, de no firmar un acuerdo de entendimiento los conflictos pueden agravarse pues más sectores anunciaron su posición frente a la cuestionada norma.

También te puede interesar: Gremiales sobre convocatoria al diálogo: “El Gobierno debe escuchar a todos los sectores”

La mañana de este viernes un sector del transporte en Santa Cruz que no había manifestado su posición en torno a la Ley 1386 señaló que son los más perjudicados con los bloqueos y dieron plazo hasta el domingo para que el Gobierno y “cívicos” firmen un acuerdo para que terminen las protestas.


“Si no hay solución, el lunes vamos enseñarles a bloquear, no se va a mover nadie, vamos a salir hasta que se dé una solución”, manifestó Bismarck Daza, dirigente de la Federación de Transportistas 16 de noviembre de Santa Cruz.

Los trabajadores campesinos de Santa Cruz también señalaron que esperan que el encuentro entre el Gobierno y los sectores movilizados sea fructífero de lo contrario también iniciarán protestas en rechazo en los próximos días.


“Los únicos perjudicados son los que viven del día a día. Esta ley no ha sido bien consensuada, no se la ha socializado, pero no contra el gremialista, campesino ni transportista”, señaló Marcos Miranda, ejecutivo de la Federación de Campesinos de Santa Cruz.

En Oruro, los choferes también dieron plazo al Gobierno pero en este caso para abrogar la Ley 1386. Señalan que en caso de que no se lleve adelante su demanda el lunes realizarán un paro de 24 horas y posteriormente la medida será indefinida.


En El Alto los choferes sostuvieron una reunión con el Gobierno de la que indicaron que salieron decepcionados pues señalan que en el encuentro estuvo un asesor legal, no estuvo presente ningún diputado, tampoco algún senador.

“Hemos sido objeto de burla”, señaló un dirigente.

Al mediodía de este viernes se realiza un ampliado donde se anunció que se definirán medidas de presión para la abrogación de la Ley 1386.

Entretanto, el Gobierno viene sosteniendo reuniones con sectores sociales afines al MAS para que se movilicen en respuesta al rechazo  a la Ley 1386. 


Comentarios