Rosario Schamisseddine dijo estar muy sorprendida por el anuncio de Germaín Caballero que presentó a Gary Áñez como el candidato que apoyará para la Alcaldía cruceña siendo que, señaló, desde el congreso de la agrupación Unidos se postuló a la actual concejala para que se sume a la carrera electoral.

Recordó que hubo un mandato para Caballero -precandidato a la Gobernación- para hacer alianzas, "pero no para poner candidatos", por lo que ella continúa haciendo campaña en el entendido de que la "única voz que tiene la agrupación Unidos es su asamblea".

"Probablemente, y ojalá, Gary Áñez vaya como vicegobernador de Germaín ya que harían un gran equipo para competir dentro de las próximas elecciones a la Gobernación y a la Alcaldía (irá) mi persona", apuntó. 

Denunció acuerdos

Schamisseddine reconoció haber aprendido durante los años que asumió como concejala y que durante su gestión ha sido "humillada, maltratada" y sufrió de acoso político, pero que se mantuvo firme para realizar una fiscalización dentro del municipio.

Recordó que fue invitada en su momento para postular junto a Roberto y Jhonny Fernández pero, que una vez electos, "lamentablemente cada uno siguió su propio camino" aunque deslizó que a pesar del rol fiscalizador que tiene el líder de UCS, "Jhonny hizo un acuerdo con Angélica Sosa", aunque "nunca supe de qué se trataban".

Precandidata a la Alcaldía

"Una cosa es administrar con muchos recursos y otra cosa es hacerlo en crisis", dijo Schamisseddine que dentro de su proyecta plantea la generación de empleo, descentralización de recursos para que cada distrito licite sus propias obras, además de crear un microclima económico que beneficie a pequeños y grandes productores.

Comentarios