El Ministerio Público solicitó activar una alerta migratoria en contra de Arturo Murillo, ministro de Gobierno, y Fernando López, ministro de Defensa; ambas autoridades son investigadas en el caso de compra con presunto sobreprecio de equipos y material antidisturbios no letales adquiridos durante la pandemia.

Los delitos que se apuntan son uso indebido de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas por particulares y contrato lesivos al Estado;  los fiscales Marco Villa Pareja y Luis Fernando Atanacio, firmaron el requerimiento que también incluye a otras dos personas.

Sobre la solicitud, Murillo respondió a través de su cuenta de Twitter e indicó que esta es la justicia del MAS libera pedófilos, narcotraficantes y persigue ministros que salvaron vidas. "Comenzó la cacería", dijo.