El diálogo que se convocó para solucionar el conflicto por la administración de la Asociación Departamental de Productores de Hoja de Coca (Adepcoca) quedó suspendido la noche del miércoles, luego de que el bloque que dirige Armin Lluta abandonara la sesión alegando parcialización del Gobierno con un bando vinculado al MAS.

"No hay sello, no hay asamblea. Yo me retiro", fueron las palabras del dirigente Lluta, al momento de salir del encuentro convocado por el ministerio de Gobierno de quien se dijo tuvo una parcialización con el bloque de Elena Flores, dirigente vinculada al Movimiento al Socialismo (MAS).

Minutos antes Lluta había declarado a Unitel que hubo un diálogo amplio; sin embargo, no se había llegado a ningún acuerdo. Señaló que era imprescindible que la Dirección General de Comercialización e Industrialización de la Hoja de Coca (Digcoin) retorne a Villa Fátima. 

La posición del Gobierno

“Con esto ha concluido el trabajo del Gobierno nacional, agotando el diálogo; y ahora será Adepcoca que, conforme a sus usos y costumbres y a su normativa legal vigente, proceda como manda su normativa", dijo el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo.

La autoridad lamentó la decisión de abandonar la sesión y que ahora los cocaleros deberán resolver considerando que "la máxima instancia de decisión siempre será una Asamblea a la cual el Gobierno nacional le ha pasado la potestad de definir dónde debe sellarse con los sellos de la Digcoin”.


Comentarios