El analista Carlos Valverde considera que "al fin se sincera la situación de la Policía y del Estado, que es protector del narcotráfico", luego de las denuncias conocidas sobre un presunto encubrimiento de jefes policiales a actividades ilícitas. 

Enfatiza que hay un descrédito de la Fuerza Especial de Lucha Contra el narcotráfico, "en todos sus niveles", y comparó lo ocurrido con Yerko Terán, exjefe Umopar que presentó audios de un operativo fallido en el Trópico cochabambino, y Maximiliano Dávila, exjefe de la Felcn (hoy preso) en un aeródromo en Santa Cruz, al decir que tiene el mismo componente, pues en ambos se habría dado la orden para que efectivos antinarcóticos abandonen el lugar.

También considera que el expresidente Evo Morales, recobró notoriedad y fuerza política tras presentar la denuncia pública, apoyado en los audios que, asegura el periodista, le fueron filtrados por efectivos policiales.

¿Qué gana Evo Morales?

Según Valverde, el expresidente gana una "presencia política, de nuevo", pues dice que no tiene un apoyo de la población, pero él trata de mantener un poder dentro del MAS, porque el poder lo tiene en el Chapare. 

"Evo Morales se convirtió en el sapo, en el hombre que está delatando a su propio gobierno para evitar, en este caso, que tomen una fábrica de cocaína", señaló.

Para el analista, Evo Morales, que estaba en un mal momento, y recordó que llamaba la atención que "él no decía nada cuando pasó lo de Maximiliano Dávila, porque no tenía de donde agarrarse" y que "este operativo le viene muy bien, porque ahora vuelve con una fuerza tremenda contra el Gobierno".

Mira la entrevista completa:

Comentarios