El viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Freddy Bobaryn, defendió el liderazgo del vicepresidente del Estado, David Choquehuanca, al interior del Movimiento al Socialismo y las organizaciones sociales que respaldan al Gobierno. Además, lanzó duras críticas contra el ‘jefazo’ del MAS, sin nombrar directamente a Evo Morales, pero haciendo claras alusiones a su figura.

Bobaryn escribió una columna que lleva por título ‘El síndrome de hubris y la lucha por el poder’, publicado en el diario estatal Ahora El Pueblo, en el que compara el mito de Ícaro con la crisis política que derivó en el fin de la Presidencia de Evo Morales en 2019.

Según la autoridad las actitudes del oficialismo y la falta de autocrítica, en la que cualquiera que cuestionaba podía ser llamado traidor, terminó ayudando a quienes promovieron la salida del MAS del poder.

“El entorno que justificó teóricamente la indispensabilidad de la presencia del jefazo como única garantía de unidad en el país, se equivocó. Porque, sobre la base de esto -de la misma forma que sucedió en el estalinismo- dentro el MAS también se realizaron purgas y persecuciones internas, que procuraron calumniar y deponer a David Choquehuanca, por el temor de que éste pudiera desplazar al jefazo, razón por la cual se continúan orquestando ataques sistemáticos, que buscan desprestigiar a quien es el principal ideólogo y pieza clave en la construcción de la filosofía del Vivir Bien”, escribe Bobaryn.

PUEDES LEER: Al menos siete ministros son observados por legisladores del MAS y “sugieren” a Arce cambios

Según el viceministro, que depende directamente del Ministerio de la Presidencia, “el jefismo rompió el techo de cristal cuando atribuyó a las organizaciones sociales la obstinación de forzar una candidatura a la presidencia, por cuarta vez. Porque fue una situación que contribuyó a crear un rechazo -no menos apasionado- de una sociedad ya estupefacta ante una narrativa que justificaba la vulneración de Derechos Humanos.”

La exautoridad cuestiona que en las elecciones anuladas del 2019 el MAS pasó en menos de tres semanas de declararse ganador, a denunciar un golpe de Estado, para finalmente provocar una renuncia colectiva “que descabezó a todas las autoridades electas que podían asumir la sucesión constitucional de la Presidencia del Estado. Terminando atrapados en chicanerías legales que buscaban manipular la CPE, todos espectamos cómo se recurrían a viejas prácticas neoliberales, propias de quien carece de legitimidad, este momento de debacle, corroboró que este período había llegado a su fin”.

TE PUEDE INTERESARAñez dice que Del Castillo la reconoció como presidenta y le dio trato preferencial cuando era senadora

Bobaryn considera que los mismos dirigentes que propiciaron un escenario que terminó con la salida del MAS del poder “continúan atacando a David Choquehuanca.

La columna de la exautoridad se produce en medio de rumores sobre pugnas internas al interior del Movimiento Al Socialismo (MAS) por las observaciones a ministros del presidente de Luis Arce y la exigencia de una renovación del gabinete, que incluso vino desde Evo Morales como líder del MAS.

  ​


Comentarios