En declaraciones hechas un día después del ascenso al poder de Jeanine Áñez, Jorge Richter -hoy vocero presidencial- se refirió a la legalidad y el principio de sucesión que fue argumentado para que la exsenadora beniana asuma el mando del país ante las renuncias de las primeras autoridades del Estado.

Este martes, dijo que esas palabras fueron sacadas de contexto y enfatizó en el hecho de que las acciones ocurridas tras las elecciones fallidas de 2019 motivaron un golpe a la administración de Evo Morales.

"Hay formas de hacer política y la gente de la derecha está muy dada en hacer extracciones de declaraciones que uno haya podido tener; en el caso personal, han tomado una declaración de una entrevista de 23 minutos, que es del 13 de noviembre; el contexto de la entrevista dice que en Bolivia hubo una ruptura de Estado y hace un análisis sociológico de lo que era el momento", aclaró Richter en entrevista con Unitel.

"He sostenido que en Bolivia hubo un Golpe de Estado, incluso publiqué un artículo en un diario que titulaba 'Anatomía del un golpe de Estado', del 15 de diciembre de 2019", puntualizó.

 

"Se puede intentar deformar algunos elementos, pero en los hechos reales existen, como lo ha señalado el presidente Luis Arce de forma reiterada, todas las caracterizaciones que desde la Ciencia Política y la política técnicamente muestran que en Bolivia hubo un golpe", apuntó el vocero.

Sobre la declaración de "sucesión constitucional" que se usó, "es la etiqueta con la que había que lograr o intentar ser presentables ante la comunidad internacional señalando que se habían respetando las formas en el cambio violento que se produjo en la titularidad del poder ejecutivo en Bolivia pero los hechos demuestran que hubo un golpe de Estado".

Comentarios