Wilfredo Chávez, exministro de Gobierno, fue posesionado este jueves como nuevo Procurador General del Estado. En su discurso dijo que se ha recuperado una institución que fue "vandalizada" y que ha sido un "instrumento político de persecución" por lo que manifestó su compromiso en desmontar esta 'agencia' de acoso.

Chávez fue recientemente jefe de la comisión de transición que participó del proceso de recepción de documentación de los distintos ministerios y atendió diferentes procesos judiciales en los que se acusó a Evo Morales, como en el caso de terrorismo. Suplirá en el cargo de procurador a Alberto Javier Morales.

La nueva autoridad, que defenderá los intereses del Estado, se refirió al compromiso que existe con la ciudadanía de "Luchar contra la impunidad" por lo que se trabajará en equipo "a objeto que no quede una sola viuda, un solo huérfano, un solo herido sin justicia".


"Agencia de persecución"

 El nuevo procurador denunció que se había establecido en esa institución pública durante el gobierno de Jeanine Áñez una entidad de "persecución"

"La Procuraduría, creada el 2009 para defender los altos intereses del Estado, se había convertido en este último tiempo en una agencia estatal de persecución y los agentes no operan solos, (pero) esa agencia de persecución, me comprometo Presidente, va a ser desmontada de inmediato", afirmó Chávez, tras ser posesionado en su nuevo cargo.

Entonces, "el mandato del Procurador es estrictamente técnico (...) y yo pienso seguir ese mandato de institucionalidad y de defensa acérrima de los intereses del Estado (...) y tenemos que mantener ese perfil técnico en esta institución, que ahora también recuperamos para el pueblo boliviano", añadió.


Comentarios