Con fe y esperanza, devotos participaron en Domingo de Ramos y se dio inicio a Semana Santa en el país.

Tras dos años de restricción por la pandemia, en diferentes ciudades del país se realizó la celebración católica con mesura.

En El Alto, la parroquia Pío X de ciudad Satélite realizó una procesión con palmas hasta la plaza Tinku, donde se realizó una misa.

“Estamos haciendo este gesto simbólico de acompañar a Jesús hacia el lugar que hemos preparado para la eucaristía”, explicó el diácono de la parroquia, Moisés Rojas.

Los feligreses acompañaron el recorrido con palmas y señalaron que es una manera de renovar la fe y pedir bendición para las familias.

En Santa Cruz los católicos se dieron cita en el atrio de la Catedral cruceña, donde llegaron con palmas.

Según la tradición, las hojas de palmas bendecidas sirven para ahuyentar malos espíritus y protege la salud de las personas.

Comentarios