La tarde de este lunes autoridades de la Gobernación de Cochabamba, Ministerio Público, además de otros actores, sostuvieron una reunión con comunarios del municipio de Independencia que habían iniciado un bloqueo en la zona de Sayari, logrando un principio de acuerdo para suspender la medida de presión.

Los comunarios instalaron el punto de bloqueo en la madrugada de esta jornada exigiendo que haya celeridad en la investigación del robo de Bs 500 mil de la Alcaldía de Independencia, por lo que su medida de presión perjudicó la salida de buses desde Cochabamba hasta el occidente del país.


Tras una reunión el bloqueo se levantó. Se llegó a un principio de acuerdo señalando que habrá celeridad en la investigación del millonario robo y que cumplirán los plazos que el proceso determina.

Los dirigentes indicaron que la Fiscalía dio a conocer los nombres de los principales sospechosos del hecho y les anunció que unos días identificaría al cabecilla. Además, la acusación será presentada en el plazo establecido.

Antes de las 19:00, los viajes desde la terminal de buses de Cochabamba a los departamentos de Oruro, La Paz y Potosí se habían reanudado.


El bloqueo, que duró unas 15 horas, provocó perjuicios a decenas de pasajeros y transportistas que se trasladaban por la vía. Muchos viajeros optaron por pasar el bloque caminando y algunos conductores de carga denunciaron que los animales que llevaban habían muerto por falta de alimento.

Los comunarios levantaron las piedras para que los motorizados continúen con su camino; sin embargo, señalaron que de haber otros atrasos en la investigación, volverán con sus medidas de presión. 

Comentarios