Son varias las familias que fueron afectadas en Puerto Pailas luego de que el dique de contención colapsó y el agua entrara en sus viviendas, perdiendo sus camas, colchones, roperos, entre otros muebles.

Los damnificados siguen refugiados en la unidad educativa Demetrio Añez, y este sábado volverán a sus casas porque el agua bajó, pero todo está lleno de lodo, sucio y con mal olor.

Las madres de familia han pedido ayuda a la población del departamento, y han pedido colchones, colchas, y catres para armar y poder dormir con sus hijos. Además de ropa, que también quedó inutilizable


Los vecinos del barrio San Juan y 3 de Mayo quedaron afectados, pues el jueves por la mañana el agua entró por todos los espacios de las casas y las calles.

“Bajó el agua pero se nos fregó los colchones, están con lodo y huelen sumamente feo. Para volver allá tenemos que ver donde echar a nuestros hijos”, señaló una de las afectadas quien también contó que solo salieron con la ropa en el cuerpo.

Otra madre señaló que “está todo mojado, lo subimos como un metro y el agua subió más. Las camas se mojaron”. 

Comentarios