Transportistas y pasajeros reportaron derrumbes en Pichu, carretera a los Yungas, donde cientos de vehículos se vieron afectados por la caída de rocas debido a las persistentes lluvias que provocaron deslizamientos en la zonas afectando las vías que se encuentran en mal estado.

La carretera, que fue cerrada el fin de semana a causa de estos deslizamientos, ya fue habilitada este lunes, informó un suboficial de Tránsito, en entrevista con Unitel, que confirmó que actualmente las salidas a Sur Yungas y Nor Yungas son normales.

El suboficial señaló desde la terminal de Minasa que están trabajando en coordinación con la Policía caminera para estar atentos al estado de las carreteras.

Recomendó a los conductores circular con precaución teniendo en cuenta que el clima es inestable y las lluvias continuarán, además de que se ha registrado neblina en la zona.

Comentarios