Hay un hacinamiento en el hospital de la Mujer Percy Boland que no permite una atención adecuada a los recién nacidos, así lo indicó Erwin Román, jefe de neonatología de este nosocomio cruceño que reclama a las autoridades de salud una mayor atención a este problema.

Enfatiza en que para muestra de lo que se vive a diario, actualmente, en una sala en la que debe haber siete menores se tiene a 18 lo que demuestra una condición de urgencia a resolver.

Plantea que dentro de las soluciones que se tiene, hace unos meses se tenía convenios con clínicas privadas a donde se podía mandar pacientes cuando eran sobrepasados, pero esto ya no se puede hacer pues esta condición se cortó.


También dijo que se debe ver la posibilidad de ampliar las unidades en los segundos niveles para derivar a los recién nacidos que así lo requieran.

Puedes leerEl drama sin pausa del abandono de bebés en Bolivia

Mientras que la tercera opción, "y que la venimos pidiendo desde hace 15 años", es de que se construya una nueva infraestructura.

Juan Vaca, médico de neonatología, calificó la situación de crítica, y que además es muy peligroso la forma en la que se brinda atención pues no se cuenta con el equipamiento correspondiente para hacer un trabajo adecuado.

"Nosotros tenemos que asistir a todo niño que llega acá; no podemos negar a la prestación de socorro", dijo a tiempo de remarcar que tiene que haber una solución urgente, "porque va a pasar algo, y cuando pase algo, va a venir la Fiscalía, los abogados y vamos a tener problemas, aparte de no darle la asistencia a estos recién nacidos, que se merecen una buena asistencia".

Por su parte el médico Juan Carlos Burgos, anticipó que se pueden hacer bloqueos para hacerse escuchar, en caso de que no se logre una atención a su pedido.

"No podemos trabajar de esa manera, le pido a las autoridades que se presenten en la maternidad o nos citen para a definir cómo se va a proceder", apuntó.

Comentarios