Con el descenso de casos de Covid-19, varios municipios de Bolivia han flexibilizados sus medidas de restricciones y se han comenzado a realizar con mayor frecuencia fiestas y eventos que provocan aglomeraciones. Martín Carrasco, médico epidemiólogo, explicó que esto podría provocar que la cuarta ola se adelante en Bolivia.

"Teníamos previsto que la última semana de septiembre y dos primeras semanas de octubre estaríamos ingresando a la cuarta ola. Ante las flexibilidades, la gente van más a fiestas o reuniones, por lo que esto (cuarta ola) pueda adelantarse para la segunda quincena de septiembre", dijo Carrasco a Unitel.

El experto médico indicó que se espera que la cuarta ola tenga un índice bajo de mortalidad, por el avance de la inmunización en la población. "Esperemos que no sea tan letal como fue la primera y la tercera”, señaló.

Según Carrasco, la llegada inminente de la cuarta ola apunta a afectar en mayor proporción a los que no hayan recibido ni una dosis de la vacuna anticovid o personas “con diabetes, hipertensión, cáncer o alguna otra patología de que pueda agravar el cuadro".

La cuarta ola ya afectó a varios países del mundo y tiene como protagonista la variante Delta, entre sus características está que “el paciente no presente muchos síntomas”.

"Hay fiebre y una descompensación entre las 48 y 72 horas con falta respiratoria. Es muy súbito, muy agudo y no da tiempo para hacer los exámenes. Es lo llamativo en esta cuarta ola que se está dando a nivel mundial", dijo el galeno, que pidió a la población no bajar los brazos hasta al menos llegar al 70% de inmunizados.

Comentarios