Son al menos 30 cuerpos sin vida los que permanecen en sus domicilios a la espera de un espacio en los hornos crematorios del cementerio general en Cochabamba, comentó la representante de los Servicios Funerarios de Cochabamba explicó que la situación es crítica.

La mañana de este martes los representantes de funerarias se reunieron con los encargados del cementerio general pidiendo que se aumente la capacidad de cremación por días.

“No podemos hacer nada. Estamos colapsados. Hay cuerpos que siguen en sus viviendas desde el día 5 y 6 de este mes”, comentó Rayi Mitre, representante de funerarias de Cochabamba.

Desde el cementerio general respondieron que con los dos hornos se encuentran cremando entre 12 y 13 cuerpos diarios. “Estamos trabajando en nuestra máxima capacidad”, señalaron.

Comentarios