Tras anunciarse que desde el 1 de enero la vacuna contra el Covid-19 será obligatoria, la población en El Alto acude de forma masiva para recibir sus dosis inmunizantes. De continuar la afluencia de personas se evaluará ampliar los horarios de atención.

Me parece bien para que estemos todos vacunados, así controlan un poco la enfermedad. Algunos no quieren, desconfían, no tienen buena información”, señalaba un hombre que había acudido a la Universidad Pública de El Alto (UPEA) por su dosis.

También te puede interesar: Ministerio de Salud: Sin pruebas clínicas no se puede asegurar la presencia de la variante Ómicron

Otra persona explicaba a Unitel que había acudido por su vacuna para “prevenir” y porque “a última hora pueden pedir” el certificado de vacunación.  

Primera, segunda o tercera dosis, todas son muy demandas desde hace algunos días en El Alto, situación muy diferente a lo que ocurría en días pasados. 

Alfredo Durán, responsable de vacunación de la UPEA explicó que en este punto de inmunización la atención se inicia a las 8:00 y concluye a las 14:00 de lunes a viernes. “Pero como ya hay bastantes pacientes yo creo que vamos a alargar la atención”, explicó.

El pasado 23 de diciembre el Gobierno informó que mediante Decreto Supremo se determinó que desde el 1 de enero el certificado de vacunación se convierte en un documento con valor legal que debe ser presentado para ingresar a entidades financieras, unidades educativas, universidades, institutos, mercados, supermercados, centros de entretenimiento, entre otros.

Comentarios