Los profesionales en salud que trabajan en el Domo del Hospital Oncológico, cumplen su tercer día de protestas ante el anuncio probable del cierre de este lugar debido a que se les adeuda el sueldo de cinco meses.

El gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, llegó este miércoles al lugar en donde enfatizó que es responsabilidad del Ministerio de Salud dar cumplimiento al compromiso hecho con esta institución para honrar el pago de salarios.

Los trabajadores advirtieron que es muy probable que ya no se reciban pacientes en este centro o que los enfermos que lleguen sean derivados a otros hospitales.

"Ellos tienen vocación pero también familia, no son esclavos de nadie. Necesitamos que nuestros médicos, que han estado poniendo el pecho a la enfermedad, creo que lo mínimo es cumplir sus compromisos", dijo Camacho.

Declaró que como gobernación se han ampliado 303 contratos que dicen están garantizados por lo que "pedimos al ministro (de Salud) que asuma la responsabilidad" que le corresponde con el cumplimiento de los salarios.

"Nadie trabaja gratis y más aún con cinco meses y poniendo su vida en riesgo a pesar de que se tiene un sistema colapsado. Seguiremos insistiendo con el ministro para que se cumpla con el compromiso que se ha hecho con la Gobernación", enfatizó Camacho.

El domo en el Oncológico tiene actualmente 20 camas para brindar atención en donde trabajan unas 50 personas entre médicos, enfermeras, auxiliares y administrativos. 

"Los médicos hacen un pedido legítimo, el pedirle que levanten una medida después de tantas mentiras es ser irresponsable. El que tiene la salida para que nuestros médicos retomen su trabajo y los enfermos tengan la posibilidad de tener acceso a la salud, pues depende del ministro que es quien asumió el compromiso", ratificó el gobernador.

Comentarios