En el municipio cochabambino se determinó la suspensión de las fiestas de Año Nuevo debido al incremento de casos de Covid-19 que han sido reportados en los últimos días.

Desde el Sedes se indicó que ha habido un crecimiento exponencial de casos pasando de 145 como promedio a 415 nuevos contagios.

"Seriamos irresponsables sino cambiamos la medida", dijo en conferencia de prensa el alcalde Manfred Reyes Villa al indicar que "ha habido una explosión" de contagios.

La autoridad remarcó que esta determinación surge luego de un análisis realizado por el Concejo Científico en el que se determinó evitar aglomeraciones que, comúnmente, se dan en ese tipo de eventos masivos.

"Estamos suspendiendo las fiestas públicas y le pedimos a las familias que se cuiden", acotó la autoridad.



Comentarios