"Es una irresponsabilidad del Gobierno porque esto refleja una falta de estrategia para enfrentar la pandemia", comenzó diciendo Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz sobre la disposición del Ministerio de Salud que autoriza a los Sedes se apliquen las vacunas contra el Covid que han sido destinadas para ser segundas dosis en personas que no han recibido ninguna vacunación.

Algo que no se puede hacer es dejar sin vacunar a la población que ya estaba asegurada, insiste Anzoátegui, y que "son cerca de 100.000 pobladores los que deben completar la inmunización" recibiendo ambas dosis. "Preferimos, que sería una estrategia adecuada, inmunizar a quienes ya recibieron una primera vacuna, terminar la inmunización", apuntó.

"¿Quién asegura que llegará ese millón de dosis?, primero nos dijeron que iba a ser el 15 de junio, después dicen el 23 de junio", cuestionó sobre el anuncio que hizo el Ministerio de Salud que dio como fecha de llegada de un nuevo lote procedente desde China para la tercera semana de este mes.

Sobre la prolongación en el tiempo de aplicación entre la primera y la segunda dosis, que supone no debe ser mayor a tres semanas para garantizar efectividad.

"No hay nada científicamente escrito que diga que después de los 23 días que tengo que recibir mi segunda dosis, pueda surtir efecto la primera", dijo a tiempo de separar que existe esta condición para las vacunas AstraZeneca y Sputnik V -hasta 90 días- pero no para la Sinopharm.

"Le pedimos al Gobierno que sea más estratega. Tienen que autorizar y liberar que las vacunas la compren las vacunas los alcaldes, gobernaciones", insistió como una medida que puede ayudar a acelerar el proceso de inmunización de rebaño que disminuiría el avance del virus entre los pobladores.

Comentarios