El infectólogo colombiano Carlos Álvarez explica que esta nueva variante del Covid19 tiene la particularidad de que, por el momento, “no se puede diferenciar un resfriado común a los síntomas causados por COVID-19”.

Según los análisis que se han hecho, se estableció que la variante Ómicron “se caracteriza por presentar síntomas respiratorios altos, especialmente dolor de cabeza, rinorrea (mocos en la nariz), dolor de garganta y tos seca”.

La variante ómicron aún no fue detectada en Bolivia y a pesar de que hay quienes creen que la explosión de casos que atraviesan regiones como Santa Cruz se debe a esta mutación el Ministerio de Salud ha insistido en que se debe esperar que sea un laboratorio el que lo confirme.

PUEDES LEER: Auza dice que aún no se detectó Ómicron en Bolivia, pero que "no se puede descartar" su circulación

"No se pierde el olfato"

Según han revelado desde Sudáfrica, primer país que detectó la mutación, a diferencia de lo que pasa con anteriores variaciones hay algunos síntomas distintos y otros que no se presentan y eran usuales a inicios de la pandemia.

La presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, Angelique Coetzee, informó que gran parte del grupo que se contagia son jóvenes que se quejan de una fatiga extrema, y no perdieron ni el olfato, ni el gusto.

En entrevista con el diario Thelegraph, citado por RT, Coetzee explicó que entre los casos que atendió estaba el de una niña de seis años con el ritmo cardíaco y la temperatura muy altas. "Sus síntomas eran muy diferentes de los que había tratado antes", dijo.

¿Qué hacer ante los síntomas?

Los expertos recomiendan que ante cualquier sintomatología de  enfermedad respiratoria se debe acceder a una prueba para descartar si se trata o no de coronavirus ya que el diagnóstico temprano ayuda a combatir eficazmente la enfermedad.



Comentarios