Un aumento leve, pero paulatino de contagios de coronavirus en Bolivia coincide con la aparición en el tablero de juego de una nueva subvariante: la BA.2. ¿Esto puede traer una nueva ola de contagio masivo?

Según la Organización Mundial de la Salud, la sumamente contagiosa subvariante de Ómicron conocida como BA.2 se ha consolidado como la variante de COVID-19 más prevalente en el mundo y está detrás de casos como el de China donde han vuelto las cuarentenas y confinamientos.

Estas son las cinco cosas que se deben saber sobre BA.2, también conocida como "ómicron silenciosa".

1. ¿La subvariante BA.2 es más contagiosa?

La Dra. Yoko Furuya, Jefa de Epidemiología y Directora Médica de Prevención y Control de Infecciones del New York Presbyterian Hospital explica que las estimaciones varían, pero los estudios muestran que la BA.2 es entre un 30% y un 60 % más contagiosa que la BA.1, que fue la primera mutación de ómicron.

Un estudio citado por BBC Mundo que fue realizado a 8.500 hogares y 18.000 personas en Dinamarca encontró que la subvariante BA.2 era "sustancialmente" más transmisible que BA.1.

"La BA.2 resultó más eficiente a la hora de infectar a las personas vacunadas y con una tercera dosis de refuerzo que las variantes anteriores, según el estudio, aunque las personas vacunadas tenían menos probabilidades de transmitir el virus", señala el estudio difundido por BBC. 

PUEDES LEER: Estos son los síntomas de ómicron BA.2, la subvariante del Covid que ya circula en Bolivia

2. ¿Es más riesgosa?

Anthony Fauci, asesor médico de la Casa Blanca, indica que la BA.2 parece ser más contagiosa que ómicron, pero no más severa.

Tiene una mayor capacidad de transmisión, que puede ser del 50 al 60 por ciento más que ómicron, pero cuando miras los casos, no parecen ser más severos ni tampoco parecen evadir las respuestas inmunes que provienen de las vacunas o de infecciones previas”, dijo Fauci al programa ABC.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU señalan que los casos de infección por la variante ómicron suelen ser más leves que las infecciones causadas por las variantes anteriores. 

Advierten que, si bien solo un porcentaje mínimo de personas con infección por la subvariante de ómicron necesita ser hospitalizado, el aumento de casos podría saturar el sistema de atención médica, por eso es importante tomar medidas para protegerse.

3. ¿Sirven las vacunas contra la subvariante BA.2?

Las vacunas contra el COVID-19 siguen siendo la mejor medida de salud pública para proteger a las personas contra el COVID-19 y reducir la probabilidad de infección por nuevas variantes emergentes. Esto incluye el esquema principal de vacunación, las dosis de refuerzo y las dosis adicionales para quienes las necesiten.

El director general de Epidemiología del Ministerio de Salud, Freddy Armijo, explicó a Unitel que de acuerdo a estudios de Sudafrica, esta variante no afecta de forma grave a los vacunados con tres dosis contra el coronavirus, pasan la enfermedad como un resfrío. "Si bien este grupo puede enfermar, no estará en riesgo su salud", dijo.

Las vacunas actuales protegen contra enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes a causa de la infección por la variante ómicron. Sin embargo, pueden ocurrir casos de infección en vacunados. Quienes están al día con las vacunas contra el COVID-19 y se infectan por COVID-19 tienen menos probabilidades de enfermarse gravemente que aquellos que no están vacunados y se infectan por COVID-19.

TE PUEDE INTERESAR: Pese al retorno a clases, los escolares son los que menos se vacunaron contra el Covid-19

4. ¿Qué tratamiento existe contra subvariante BA.2?

La Dra. Yoko Furuya señala que la pastilla oral antiviral producida por Pfizer, Paxlovid, parece ser eficaz contra la subvariante BA.2, al igual que otros antivirales como molnupiravir y el medicamento antiviral intravenoso remdesivir.

"En términos de tratamientos con anticuerpos monoclonales, algunos parecen ser más efectivos que otros. Los más efectivos son el bebtelovimab, un anticuerpo monoclonal que se utiliza para el tratamiento de infecciones leves en personas de alto riesgo, así como Evusheld (tixagevimab y cilgavimab), que se utiliza como profilaxis en personas con inmunodepresión moderada o grave para protegerlos contra infecciones", señala Yoko Furuya.





Comentarios