El coronavirus continúa afectando a la población boliviana, tras un recorrido y conversar con varias personas que peregrinan día a día en hospitales que tienen a familiares internados por esta enfermedad, en Santa Cruz, comentaron que su economía se ha visto afectada y que en algunos casos dejó deudas impagables para muchos.

Médicos indicaron que las familias llegan a pagar altas cantidades por la internación en las unidades de terapia intensiva, que están llenas y los medicamentos escaseando. “Familias tienen que pagar entre Bs 7 mil y 10 mil diarios, a veces poco menos o a veces poco más, eso en el sistema público. Otras personas por la urgencia van al sistema privado”, detallaron desde el Fesirmes.

Al problema de la saturación de camas en la unidad de terapia intensiva, se suma el problema de que no hay los medicamentos necesarios para acudir a esta internación. “Todo se va aumentando cuando se agrava la enfermedad. Nosotros organizamos almuerzos, rifas, pedimos casa a casa con latitas ayuda. No hay vergüenza porque no hay bolsillo que alcance”, comentó una joven que tiene a su mamá en terapia intensiva.

En otro caso una mujer que tiene a su padre en terapia intensiva golpeado por el virus contó que vendieron sus objetos personales y recurrieron a préstamos para ir pagando y utilizar en lo que se requiere todos los días. 

“Tuvimos que recurrir a préstamos, tenemos que seguir solicitando otros préstamos para pagar otras cosas y seguir así”, dijo.

Otras familias tienen a sus seres queridos internados entre 40 y 50 días y el problema sigue generándose al no mostrar mejorías. También quedan con deudas porque lamentablemente sus cercanos no logran vencer a la enfermedad.

Comentarios