Pocos minutos después de que la justicia decidió que el presidente del Colegio Médico de Bolivia se defienda en libertad, el galeno salió de las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y aseguró que la acusación en su contra es falsa. Anunció una reunión de los médicos para definir sobre las medidas de presión anunciadas en horas pasadas.

"Sabíamos que no habíamos hecho nada. Cuiden a sus papás", dijo Larrea. 

Sobre el paro médico anunciado, Larrea señaló que será evaluado en una reunión en las próximas horas. 

La audiencia de Larrea se había instalado la tarde del sábado, tras haber sido aprehendido el viernes por la noche.

La acusación contra Larrea fue realizada por un hermanastro del dirigente médico que señala que su padre no recibió el auxilio médico y por ello se produjo su muerte.

La dirigencia médica había anunciado este sábado que en caso de que su dirigente sea detenido iban a iniciar un paro nacional indefinido.

Comentarios