La nueva variante del coronavirus Ómicron ya circula en Bolivia, así lo han confirmado estudios de laboratorio en La Paz. Esta mutación está dejando cifras récords de contagios en todo el mundo y la OMS considera que es la responsable del “tsunami” del repunte de casos y ha pedido no considerarla “leve”.

El periódico 'The Sun' acaba de hacer público un estudio en el que se menciona cuál es el primer síntoma común en todos los infectados con la variante Ómicron.

Al parecer, uno de los primeros síntomas en los que hay que fijarse es el cambio de voz, la afonía. Según lo publicado por el diario inglés esta se vuelve más áspera y grave de lo normal, por lo que en ese instante es conveniente hacerse un test de antígenos para confirmar o descartar la enfermedad.

En cambio, a pesar de la molestia en la garganta esta no suele llegar a presentar un dolor notable. Todo ello hace que la variante Ómicron se parezca mucho y pueda confundirse con el resfriado común, señalan los expertos.

PUEDES LEERUMSA detectó Ómicron el 2 de enero y proyecta que será la variante dominante en unas semanas en Bolivia

"No se pierde el olfato"

Según han revelado desde Sudáfrica, primer país que detectó la mutación, a diferencia de lo que pasa con anteriores variaciones hay algunos síntomas distintos y otros que no se presentan y eran usuales a inicios de la pandemia.

La presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, Angelique Coetzee, informó que gran parte del grupo que se contagia son jóvenes que se quejan de una fatiga extrema, y no perdieron ni el olfato, ni el gusto.
De acuerdo The Mirror, el doctor Unben Pillay mencionó otro síntoma particular que no es común en las otras variantes.

"Un signo revelador puede aparecer durante la noche", indicó el profesional. Y detalló: "Los pacientes presentan sudores nocturnos". Además, sumó que también está viendo pacientes con la variante que presentan tos seca, fiebre, fatiga y "muchos dolores corporales".



Comentarios