La Gobernación de Santa Cruz, a través del secretario departamental de Salud y Desarrollo Humano, Fernando Pacheco, denunció que el Ministerio de Salud envió una nota indicando que se iban a retirar equipos médicos instalados en el hospital Japonés para ser llevados a otros departamentos.

Pacheco señaló que se trata de una donación que recibió Santa Cruz por parte de Japón, que está valuada en un millón de dólares, y que se trata de equipos de terapia intensiva, como respiradores, monitores, entre otros. Los mismos también servirán para capacitaciones para el personal profesional.

“Estos equipos están instalados en el Hospital Japonés. Ahora pretenden, ojalá no sea así, el Gobierno central sacar estos equipos que ya están puestos y llevárselos a otro departamento. Eso es inadmisible, le digo al señor ministro (de salud), por Dios, porque actúan así con la gente que vive en este departamento”, expresó Pacheco.

La autoridad agregó que se se permitirá el traslado de los equipos a otros departamentos. “Son equipos de terapia intensiva, respiradores, monitores, que están en un domo del hospital Japonés. Estamos hablando de un millón de dólares en equipos”, agregó Fernando Pacheco.

El secretario indicó que la nota que les llegó la ayuda debe ser direccionada a otro departamento. 

"Una ayuda que está instalada en nuestro departamento, donde viven bolivianas y bolivianos. Nosotros como departamento estamos preocupados y es una discriminación a nuestro departamento, que la repercusión de que nos quiten estos equipos para la salud de la gente, de mujeres y niños”, protestó.

Comentarios