La llegada de ómicron ha cambiado todos los planes de los países para combatir la pandemia. En el mundo se están marcando récords de contagios y los gobiernos evalúan tomar medidas.

La más llamativa es la de Israel que analiza un "modelo de contagio masivo”. Esto consiste en aprovechar que la variante Ómicron es más leve que otras, y buscar a través de su contagio, la inmunidad de rebaño.

El Ministerio de Salud de Israel evalúa esta posibilidad debido a que en todo el país solo existen 88 personas internadas de gravedad.

El primer ministro israelí, Naftali Benet, afirmó ayer que Israel está al borde de una "tormenta de infecciones y que no se puede evitar”.

Sin embargo, una medida similar fue tomada por Suecia el 2020 durante la primera ola, cuando el coronavirus tenía una tasa de letalidad mayor y los resultados fueron negativos.

PUEDES LEER: Covid-19: ¿Cuándo somos más contagiosos?

Israel ha sido un país de referencia en cuanto a la campaña de vacunación. Fue la primera nación en iniciar una vacunación masiva y también fue el primer territorio en administrar la tercera dosis y ahora una cuarta dosis.

Por otra parte, Estados Unidos fue de los primeros países en dar el paso para empezar a convivir con el virus reduciendo la cuarentena de diez a cinco días.

En tanto, España comunicó que los días de confinamiento si una persona da positivo y es asintomática pasan de ser diez días a siete.

En caso de Reino Unido, los contagios están batiendo récords y el Gobierno ha apostado por una estrategia de convivencia con el coronavirus.


Comentarios