Ante la falta de inmunizantes contra el Covid-19 que han sido reportadas por distintos Sedes en Bolivia, este martes, el ministro de Salud, Jeyson Auza, dijo que se les autoriza utilizar como primeras dosis, las vacunas Sinopharm que estaban destinadas para ser segunda dosis, esto para no frenar el proceso de vacunación de la ciudadanía.

La autoridad, sin embargo, aclaró que será responsabilidad de cada Servicio Departamental de Salud el asegurar que aquellos que ya han sido vacunados inicialmente también tengan garantizado una segunda aplicación de la vacuna.

La razón para la toma de esta decisión, informó Auza, fue la confirmación escrita que recibió el Gobierno por parte del fabricante chino sobre la llegada de 1 millón de dosis Sinopharm para el 23 de junio.


"En vez de preocuparnos que las vacunas se agoten, hacemos un pedido vehemente a cada uno de los Sedes, vacunen a la población (...) en vez de estar almacenadas, estén cumpliendo la función en cada uno de los bolivianos", dijo Auza en conferencia de prensa.

Solo Sinopharm, no Sputnik V

El ministro Auza aclaró que esta disposición se cumplirá solo con la vacuna china Sinopharm, pues no existen diferencias en sus componentes, algo que no se aplica para la rusa Sputnik V.

Antes, desde el Ministerio de Salud se informó que la primera dosis de la vacuna Sputnik V está conformada por un vector denominado RA26, que es muy distinto a la segunda dosis que está conformada por otro vector, el RA5, por lo que no existe la posibilidad de reemplazar una por otra.

Comentarios