Los trabajadores de la Caja Nacional de Salud (CNS) de La Paz iniciaron un paro de 72 horas en demanda de la destitución del gerente de la CNS, cuya gestión es cuestionada.

Los trabajadores aseguran que existe un déficit económico de 354 millones de bolivianos, lo que significaría una afectación a la aseguradora de salud. 

“Tenemos un solo punto que es la destitución del gerente de la Caja Nacional de Salud, porque nos está llevando a una quiebra económica a la institución, tenemos un déficit importante de 354 millones de bolivianos”, declaró el secretario general de la CNS, Javier Mamani.


El dirigente de la aseguradora social advirtió que, la atención administrativa y de salud queda suspendida en todos los centros médicos de la CNS.

Además, dijo que la atención en emergencias será normal en los hospitales.

Por su parte, el ministro de Salud, Jeyson Auza, manifestó que las medidas de protesta están garantizadas; sin embargo, advirtió que no se puede suspender los servicios de salud.

“Privar del acceso a la salud a la población asegurada no lo vamos a permitir. La suspensión de servicios de salud va a ser sancionada”, afirmó Auza.


Comentarios