Todos los países del están haciendo esfuerzos para que la vacunación contra el coronavirus llegue a la mayor cantidad de gente, a pesar de ello hay un sector de la población que se niega a vacunarse. ¿Por qué sucede esto? expertos aseguran que la circulación de noticias falsas contribuye a la desconfianza. 

En Telepaís Ahora te despejamos tres dudas que más circulan sobre la vacuna.

¿Tienen las vacunas efectos secundarios perjudiciales?

No. La Organización Mundial de la Salud explica que las vacunas pasan por procesos científicos largos y rigurosos para asegurarse que son seguras, y son monitoreadas continuamente para detectar problemas de seguridad. El riesgo de efectos a largo plazo de enfermedades prevenibles por vacunación como el sarampión y la poliomielitis es mucho mayor.

Algunas personas pueden experimentar efectos secundarios leves a corto plazo a la vacunación, como dolor en el lugar de la inyección, fiebre de bajo grado, malestar general o erupción cutánea. Aunque pueden ser incómodos durante un corto período de tiempo, no son graves y significan que el sistema inmunológico está practicando cómo combatir el virus o las bacterias si se expone a estos.

¿Si me vacuno me puedo seguir enfermando de coronavirus?

La inmunidad no es inmediata. La misión de la vacuna de engañar al sistema inmune para que éste desarrolle los anticuerpos que lo protegerán del coronavirus, es un proceso que toma tiempo.

LEA TAMBIÉN: Evite las estafas: las farmacias no venden a través de redes sociales ni usan billeteras móviles

La vacuna disminuye las posibilidades de que la enfermedad sea grave, es decir que quien haya recibido la vacuna no tendrá que ser hospitalizada porque su cuerpo habrá desarrollado los anticuerpos necesarios para que esa infección sea leve.

¿Si me vacunan me pueden inyectar microchips o generar magnetismo en mi cuerpo?

No. Esto es imposible. Absolutamente ninguna vacuna - incluidas las vacunas contra la COVID-19 cuando estén disponibles - contiene microchips incluido, que permitan a los gobiernos o a cualquier otra entidad en el poder rastrear a las personas.

Es también falso que las vacunas provoquen efectos magnéticos y vuelvan a las personas en imanes. Todas las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud, y son las que han llegado a Bolivia, son totalmente seguras.


Comentarios