En el marco de la investigación sobre los casos de hepatitis grave de origen desconocido, que siguen circulando por el mundo, la revista The Lancet publicó un estudio en el que investigaron las causas de varios de los casos detectados de la enfermedad y señalaron que algunas de ellas podrían vincularse con el coronavirus.

Según dos médicos británicos, "los virus de la hepatitis A, B, C, D y E no se han encontrado en estos pacientes, pero el 72 % de los niños con hepatitis aguda grave en el Reino Unido, a los que se les realizó la prueba tenían un adenovirus detectado".


El SARS-COV-2 se identificó en el 18% de los casos en el Reino Unido y en 11% de los 97 casos en Inglaterra, también dieron positivo al SARS-COV-2.

Los pacientes afectados ya suman 450, según un informe divulgado por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, casi 100 más que los 348 informados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su último reporte de esta semana.

Comentarios