Con el objetivo de que se cumplan las nuevas disposiciones municipales dispuestas por las autoridades ante el incremento de casos Covid en la capital cruceña, funcionarios de la Secretaria de Seguridad Ciudadana y el Ministerio Público, realizaron operativos en simultáneo, uno de ellos fue en el segundo anillo entre las avenidas Grigotá y Piraí.

Durante la intervención se cerró y clausuró varios negocios de expendio de bebidas alcohólicas y se decomisó mercancía lo que generó la reacción de los propietarios de los negocios de la zona.

La gendarmería municipal junto a fiscales y policías también recorrieron otras zonas de la ciudad haciéndose operativos de control en la zona de Los Lotes y el plan 3.000 se encontraron locales abiertos.

En estos lugares se expendían bebidas alcohólicas y fueron obligados a cerrar y se les notificó con una clausura temporal por el incumplimiento a la ley seca que rige en Santa Cruz hasta el 10 de enero; Desde la Alcaldía se adelantó que en los próximos días se intensificarán los operativos debido al incremento de los casos de covid en el departamento.

Los fiscales que acompañaron los operativos de control lamentaron la falta de conciencia de parte de los propietarios de los negocios de expendio de bebidas alcohólicas y anunciaron que podrían ser procesados por atentado contra la salud pública.

Las autoridades del municipio aseguran que los operativos para hacer cumplir la ley seca serán más rigurosos en los próximos días, por su parte, el fiscal departamental Roger Mariaca ha confirmado que los fiscales van a estar acompañando estos operativos hasta el 10 de enero.

Comentarios