Un allanamiento en los predios de una distribuidora fue realizado este jueves por la Fiscalía y la Policía que procedieron a requisar y secuestrar medicamentos para determinar si hay adulteración.

El fiscal Iván Quintanilla informó que el operativo se realizó en dos inmuebles tras una denuncia de atentado contra la salud; no ha habido aprehendidos.

Sobre la incautación se procedió a secuestrar un medicamento de cada especie a objeto de hacer los exámenes correspondientes, y serán los resultados de laboratorio que se realizarán, los que determinarán la manera de proceder para identificar responsabilidades en este caso. 

"Son medicamentos que contrarrestan los embates del Covid, que no podemos secuestrar todos por la situación crítica que estamos pasando, pero estamos llevando un muestrario a objeto de cotejar", dijo el fiscal.

Comentarios