El sistema de Bus de Transporte Rápido (BTR) que fue impulsado por la anterior gestión municipal y que está siendo auditado requiere un carril exclusivo para su funcionamiento, así lo afirmó el arquitecto Ernesto Urzagasti; sin embargo, el presidente del Concejo, Israel Alcocer señaló que los cordones de separación serán eliminados.

“Los cordones definitivamente se van”, señaló Alcocer a Unitel, haciendo referencia a uno de los puntos que establecen el informe de auditoría que se prepara sobre el BTR.

También te puede interesar: Un micro tarda hasta 50 minutos en dar una vuelta al primer anillo, culpan al BTR

Al respecto, el arquitecto Ernesto Urzagasti dijo que la separación entre el sistema de transporte BTR y el resto de vehículos es necesario.

“Un BTR para que sea efectivo y por la inversión que se realiza debe tener un carril exclusivo para trabajar en menor tiempo y que sea más eficiente que el transporte privado”, manifestó Urzagasti.

El profesional puso de manifiesto que aún con cordones, vehículos y peatones no hacen caso a las señalizaciones del BTR. En caso de retirar los separadores, esta situación puede ser más frecuente.

“Mientras no solucionemos el problema de fondo que es resolver el sistema de transporte público y la cantidad de líneas de buses y trufis y la sobrepoblación de vehículos en el primer anillo y otras venidas, no vamos a resolver los problemas”, afirmó Urzagasti.

Unitel llegó hasta la Secretaría de Movilidad Urbana (Semur) para conocer una posición del responsable de esta dependencia municipal; sin embargo, en su oficina señalaron que estaba en reuniones. 




Comentarios