Personal de la secretaria de seguridad ciudadana y expendio de bebidas alcohólicas realizó operativos en diferentes puntos de la capital cruceña haciendo cumplir la normativa que prohíbe el funcionamiento de rockolas y otros tipos de negocios nocturnos, esto como parte del plan de contención ante la pandemia.

Varios fueron los locales clausurados por funcionar pese a las prohibiciones; funcionarios municipales aseguran que los operativos serán constantes ya que todo tipo de negocio deber cerrar a las 23:00 los fines de semana de acuerdo a las disposiciones municipales.

La Policía también realizó operativos

Más de un centenar de efectivos policiales salieron a las calles la noche del viernes y parte de la madrugada para realizar controles y evitar la apertura de boliches que funcionaban pasadas de las 23:00. 

Las personas que se encontraban en el interior de estos locales fueron obligadas a retirarse. También se tuvo un evidente consumo excesivo de alcohol, sin respetar ninguna medida de bio seguridad.

Desde la Comandancia de la Policía se asegura que los operativos serán frecuentes y más aún durante el fin de semana donde rigen las restricciones de horarios.

Comentarios