Fachadas deterioradas, paredes con grafitis y techos con tejas que amenazan con venirse abajo, son algunas de las cosas que vecinos señalan como una falta de mantenimiento y atención que deben brindar las autoridades en las calles del Casco Viejo de la capital cruceña.


La falencias quedaron en evidencia en un recorrido que realizó el Cazador Urbano que muestra la situación de este lugar considerado un ícono dentro de la cultura e historia cruceña.

Los vecinos piden a las autoridades se hagan las gestiones necesarias para realizar los trabajos respectivos que permitan tener un centro remozado y seguro para los ciudadanos que día a día transitan por el lugar.

Comentarios