Debido a las reiteradas denuncias de vecinos, la Policía realizó un operativo sorpresa logrando aprehender a siete personas que hurtaban dinero, celulares y otros objetos de valor, utilizando armas, piedras y otras armas. Los vecinos ayudaron a los efectivos y reconocieron a los delincuentes.

Por palabras de la gente que vive o frecuenta por el lugar, los delincuentes se reunían por las noches para cometer los delitos.

El jueves por la noche la Policía montó un operativo sorpresa en el que se comprobó las denuncias. En menos de diez minutos los delincuentes ya habían cometido tres atracos.

Producto del operativo de la Policía siete personas fueron aprehendidas, seis varones y una mujer.  Se informó que los antisociales distraían a sus víctimas para cometer los robos, en otras ocasiones intimidaban a las personas para robarles sus celulares, billeteras u otras pertenencias.

Una de las víctimas informó que se encontraba en un micro con la ventana abierta cuando de repente uno de los delincuentes le quitó su celular y no contentos con ello, también le sustrajeron su mochila. Los persiguió y a punto estuvo de alcanzarlos pero le lanzaron piedras.

Una mujer contó que en una ocasión se encontraba en un vehículo, se distrajo y cuando se dio cuenta uno de los delincuentes tenía medio cuerpo en el interior jalándole su teléfono. 

Algo similar vivió un taxista. Contó que se encontraba trabajando cuando uno de los delincuentes se acercó simulando que necesitaba una carrera; sin embargo, por otra puerta uno delos delincuentes ya le había hurtado un celular.

Comentarios